Suscríbete gratis y recibe promociones en tu correo

viernes, 16 de diciembre de 2011

Hasta que el Miembro no se pare

(con información de Let Bonus)

Con el monólogo Hasta que el miembro no se pare que parafrasea la famosa frase que escuchamos todos los días en el altar cuando nos llegó la hora, tendremos la oportunidad, de escuchar a alguien hablar de sexo como debió haber sido siempre. Mauricio Castillo hace un viaje por la historia de nuestra sexualidad desde que descubrimos que nuestra mano puede ser nuestra mejor amiga, y pasando por la adolescencia, el matrimonio, la primera vez, los osos, la anatomía del pene, el tamaño, el condón o hasta que aparentemente "no se para" y pensamos que es el fin.



Mauricio Castillo

Inicia su carrera en TV en 1990, en diversos programas infantiles como Supervacaciones, Cuéntamelo a Colores y Mi Planeta Azul, además de escribir y conducir el programa El Club de Gaby.
En 1995 comienza su carrera de comediante en el programa Otro Rollo (1995-2007).
Colaboró en Adal, la Gira en el campo de la escenografía y también como actor. Dirigió escenas de Diseñador Ambos Sexos.
Dentro de Otro Rollo, actúo en El Gran Carnal 1 y 2 y en las distintas versiones de La Pesera del Amor. También apareció en la obra de teatro La Fiaca y en la película Corazón de Melón.
En mayo de 2004 decide formar parte del segundo capítulo de Big Brother VIP en su tercera edición.
En 2006 aparece como parte del elenco del programa ¡Qué madre tan padre! con un papel protagónico.
En 2007 participó en diversas series de televisión como Objetos perdidos, y ¿Ahora qupe hago?, Sexo y otros secretos, y dos años más tarde Miembros al aire (2009).
También ha participado en Adictos y Mujeres asesinas 1 y 3.
Actualmente es locutor junto a Yordi Rosado en el programa de radio Despierta mi bien despierta.
Este 2011 participa en el filme Suave patria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su obra habría tenido este número de visitas anunciándose aquí

Los personajes de

Los personajes de
son los que hacen la noticia y no los que justifican su dieta con puro teatro

Código publicidad adaptable